derrame en el ojo por golpe tratamiento

¿Te ha aparecido un misterioso punto rojo en el ojo y no sabes de qué se trata? El derrame ocular suele aparecer tras una lesión y normalmente no necesita tratamiento, ya que desaparece solo a los pocos días. Aun así, es importante saber cómo actuar, ya que en casos graves puede provocar pérdida de visión.

Si quieres saber más sobre los derrames en el ojo, ¡aquí tienes toda la información! ¡Qué es, causas, síntomas y mucho más!

¿Qué es un derrame ocular?

Los derrames oculares son un tipo de hemorragia en el ojo que suele aparecer tras un traumatismo. Esta pequeña mancha de sangre se produce tras una rotura de alguno de los vasos sanguíneos o capilares presentes en el ojo. Es importante tratarlo adecuadamente, ya que un derrame ocular puede afectar a nuestra visión.

dolor ojo izquierdo

Los ojos son muy sensibles, y pueden irritarse con una simple mota de polvo o una pestaña. Por eso no es de extrañar que un golpe produzca una especie de punto rojo en la cuenca del ojo. En estos casos la sangre se queda en la zona anterior del ojo, entre la conjuntiva esclerótica y la bulbar, sin llegar a atravesarla.

Es una patología muy común, por lo que no es de extrañar que te ocurra varias veces en la vida y veas que suele desaparecer sin problemas.

¿En qué zona suele aparecer?

Este derrame puede producirse en diferentes partes del ojo, desde el iris hasta en la pupila o la córnea, aunque es habitual que esta hemorragia surja en la parte blanca del ojo, llamada esclerótica. Cuando ocurre en esta zona es más fácil de detectar, ya que la hemorragia se ve a simple vista.

ojos rojos causas

Es importante destacar la parte conjuntiva del ojo, ya que su función está estrechamente relacionada con la aparición de este tipo de hemorragias. Es una fina membrana que cubre el ojo, y se puede definir como una tela transparente, elástica y muy fina que protege la esclerótica. Por tanto, esta parte se encarga de proteger la esclerótica y de lubricar la zona corneal.

Por tanto, cuando se rompe uno de los vasos sanguíneos o capilares del ojo, la sangre queda entre la esclerótica y la conjuntiva, sin llegar a salir. Esto es lo que permite que, con el paso del tiempo, la sangre se reabsorba.

Causas de un derrame en el ojo

Un derrame ocular puede surgir por muchas razones; a veces aparecen de forma espontánea, sin ni siquiera habernos dado un golpe. Aun así, lo más común es un origen traumático como un balonazo o un codazo.

dolor en un ojo por dentro

A continuación, te mostramos las causas más comunes por las que se producen los derrames oculares:

Traumatismos y lesiones

Practicar deporte y recibir un golpe con la pelota puede ser un motivo por el que aparece este curioso punto rojo en el ojo. Si aparece y has recibido un golpe hace poco, sabrás perfectamente cuál es el origen de este derrame. No tiene por qué ser un golpe fuerte, ya que hasta frotarnos los ojos con un poco de fuerza puede provocar una rotura de estos vasos sanguíneos o capilares.

Malformaciones en los vasos sanguíneos

No es muy común, pero una malformación o anomalía en los vasos sanguíneos presentes en nuestros ojos también puede causar un derrame ocular. Esto se debe a que puede producirse una salida espontánea de sangre que acabe causando esta hemorragia.

Cáncer en el ojo

Uno de posibles los síntomas de un cáncer en el ojo es que los vasos sanguíneos se dañen y acabe surgiendo este punto rojo tan característico.

cuando debo acudir al oftalmologo

Inflamaciones

Si alguna de las capas que forman la estructura ocular se inflama también es probable que surja este punto. Es común, sobre todo, si se inflama la estructura conjuntiva o la úvea.

Oclusión venosa

No es muy común, pero si se produce una oclusión venosa en la retina el resultado será este punto rojo tan visible a simple vista.

Alta presión en los capilares

Una presión de más en los capilares del ojo también puede causar un derrame ocular. Los motivos más comunes de esta presión de más son los estornudos fuertes, grandes esfuerzos oculares o una presión sanguínea alta.

Enfermedades sanguíneas

Algunas enfermedades relacionadas con la sangre y los vasos sanguíneos pueden aumentar el riesgo de un derrame en el ojo. Algunos tipos de anemia también pueden sufrir este tipo de derrame como síntoma.

mancha roja en el ojo

Enfermedades reumatológicas

No suele ser común, pero algunas enfermedades reumatológicas también se acaban manifestando en los ojos, haciendo que se forme este derrame.

Diabetes

En caso de diabetes avanzada es más probable que aparezca este punto rojo en el ojo. Esto se debe a que la circulación capilar está afectada y puede acabar dañando los vasos sanguíneos del ojo.

Algunos medicamentos

Algunos medicamentos afectan al estado de los vasos sanguíneos, ya que alteran la coagulación de la sangre y aumentan las probabilidades de que surja este tipo de hemorragias oculares. Los medicamentos más comunes que producen esta patología son los anticoagulantes.

Síntomas de un derrame ocular

Aunque el derrame ocular de por sí es un síntoma, ya que normalmente puedes ver el punto rojo a simple vista, hay ciertas señales que debes tener muy en cuenta si aparecen. Si presentas alguno de estos síntomas lo mejor es acudir al médico con prontitud, ya que el derrame ocular a veces puede dañar a nuestra vista.

Hemorragias subconjuntivales

Es la mancha roja, similar a un punto, que aparece en el ojo. A veces puede llegar a ocupar todo el ojo, haciendo que la esclerótica pase de color blanco a rojo. Suele ser una hemorragia indolora, sin otros síntomas presentes, pero puede tenerse la sensación de tener algo metido en el ojo.

Este tipo de hemorragias también reciben reciben el nombre de hiposfagma, sobre todo porque pueden surgir tras un aumento de la presión.

problemas en los ojos por estres

Hemorragias en la córnea

Si la hemorragia se presenta en la córnea, tienes que tener en cuenta que los síntomas de por sí son más graves. Hay que tener cuidado, ya que de por sí son menos visibles, sobre todo en los ojos oscuros. Aun así, si la hemorragia es grande, parecerá que la parte del iris está llena de sangre.

En estos casos si existe un dolor ocular que persiste, similar a una presión constante en el ojo. Además, en caso de tener este tipo de derrame el ojo será más sensible a la luz y la visión se verá afectada. Es común tener la visión nublada o borrosa, pero puede llegar a bloquear nuestra visión total o parcialmente.

Otra forma de notar si tenemos o no este derrame ocular es ponernos de perfil y observar si el ojo se ve más protuberante por la parte del iris y de la pupila.

Cómo tratar un derrame en el ojo

Tienes que tener en cuenta que el primer paso es detectar el derrame ocular cuanto antes, ya que puede salvar el estado de nuestro ojo. Suelen ser unas hemorragias llamativas, pero es importante no alarmarse y saber que los tratamientos a seguir no son muy complicados.

Aun así, si se trata de una hemorragia suconjuntival, tienes que tener en cuenta que no es necesario un tratamiento médico y que la mancha desaparecerá al cabo de unos días. Esto se debe a que poco a poco la sangre se va absorbiendo, aunque es posible que el ojo se ponga amarillento durante unos días, hasta que termine el proceso de absorción. ¿Cuánto tarda en desaparecer un derrame ocular? Esta absorción de la sangre tarda unos 8 o 10 días. En el 90% de los casos no es necesario seguir un tratamiento.

¿Qué colirio usar para un derrame ocular?

Si sientes ciertas molestias, o si sufres periódicamente de este tipo de hemorragias, puedes optar por el uso de lágrimas artificiales para aliviar el estado de nuestros ojos, ya que alivia la sensación de roce del párpado sobre la zona afectada, que puede estar levemente hinchada.

que colirio usar para derrame ocular

Aun así, si este derrame en el ojo se ha producido por un traumatismo grave, es conveniente que el médico realice un examen completo para descartar otras lesiones que haya producido el golpe.

¿Qué hacer si es una hemorragia en la córnea?

En cambio, si la hemorragia se ha producido en la córnea el método de actuación es diferente. Si es muy pequeña puede no necesitarse tratamiento, pero es común poner gasas o parches, sin hacer presión, para que el ojo se mantenga cerrado.

derrames oculares fotos

También hay que mantener la cabeza en alto, sobre todo al dormir, para ayudar a que se drene la sangre en el ojo con mayor facilidad. Aun así, lo primordial es reposar y evitar el ejercicio físico para que el ojo se recupere adecuadamente.

Es muy importante no tomar ciertos medicamentos para aliviar el dolor, como el Ibuprofeno o la aspirina, ya que pueden aumentar la hemorragia.

En casos muy graves, el médico puede optar por una intervención quirúrgica para evacuar la sangre, pero normalmente la hemorragia desaparece de forma espontánea. Eso sí, mientras estemos tratando el derrame en el ojo es muy importante fijarse en si ciertos síntomas, como la pérdida de visión o el dolor, aumentan y acudir al médico inmediatamente si es así.

Si os gustó el artículo sobre el derrame ocular, no os perdáis tampoco los siguientes:

Derrame ocular; Causas, síntomas y tratamiento efectivo
5 (100%) 2 votes

Dejar respuesta