valores de la fosfatasa alcalina

A través de un análisis de sangre podemos descubrir varios datos sobre nuestro cuerpo que pasan desapercibidos a simple vista. Un caso concreto es cómo el nivel de la fosfatasa alcalina nos indica muchas cosas sobre nuestro organismo.

Si tenemos hepatitis, problemas de huesos o no llevamos una vida sana, esta enzima será la que se resienta y nos indique que algo no va bien.

Pero, ¿qué causa su aumento y qué diferencias hay entre un nivel alto de fosfatasa alcalina y uno bajo? Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre esta enzima: cómo diagnosticarla, tratarla y averiguar sus causas.

¿Qué es la fosfatasa alcalina?

La fosfatasa alcalina se encuentra presente en casi todos los tejidos del cuerpo, pero sobre todo está en grandes cantidades por los huesos, las vías biliares y el hígado, especialmente en este último. Dependiendo del tejido donde se encuentre hay diferentes tipos, que entran dentro de la categoría de isoenzimas.

fosfatasa alcalina elevada

Estos se suelen dividir en tres clases:

  • Fosfatasa alcalina intestinal (ALPI)
  • Isoenzima presente en hígado, riñones y huesos (ALPL)
  • Fosfatasa alcalina presente en la placenta durante el embarazo (ABPP)

Aunque ayuda al cuerpo de varias maneras, la función principal de esta enzima es eliminar grupos de fosfatos que se encuentran en ciertos tipos de moléculas, como los nucleótidos o las proteínas. También son indispensables para la síntesis de proteínas en las células y la calcificación de los huesos y el cartílago.

Un nivel normal de esta enzima es imprescindible en muchos casos para llevar una vida saludable.

Síntomas de la fosfatasa alcalina alta

Normalmente un aumento de la enzima suele asociarse a trastornos hepáticos u óseos, aunque los resultados deben de interpretarse de forma diferente dependiendo de si el paciente es adulto, una mujer embarazada o un niño. Por lo tanto, los síntomas que suelen mostrarse si sus niveles no son correctos están más relacionados con la enfermedad que ha causado este aumento que con la propia enzima.

fosfatasas alcalinas altas

A continuación, te mostramos una lista de algunos síntomas relacionados con las enfermedades del hígado. Lo más común es que, si presentas estos síntomas, te hagan un análisis de sangre para ver tu nivel de fosfatasa alcalina:

  • Debilidad y fatiga
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Picor
  • Orina de color oscuro u heces descoloridas
  • Dolor en la parte superior del abdomen
  • Decoloración de la piel, que adquiere un tono amarillento (ictericia)
  • Fiebre

Las enfermedades óseas también suelen derivar en este análisis. Algunos síntomas presentes en las enfermedades relacionadas con el hueso son las siguientes:

  • Deformidad ósea
  • Dolor de huesos o articular
  • Fracturas frecuentes en zonas como la vértebra o la cadera

srm-fosfatasa alcalina

En el caso de tener un nivel bajo de esta enzima, tanto los síntomas como las causas son totalmente diferentes, relacionándose normalmente con la malnutrición. Esta disminución puede producirse también por hipofosfatasia, una enfermedad poco común pero muy grave, leucemia, anemia o enfermedades del hígado.

Causas de la fosfatasa alcalina alta

Hay ciertos factores que producen un desequilibrio en la enzima, aunque normalmente las causas de un aumento exagerado vienen dados por una enfermedad emergente. También en la etapa de crecimiento en el niño y durante el embarazo es común que los valores de esta hidrolasa crezcan.

Varias de las causas más comunes son las siguientes:

  • La edad, ya que tanto en ancianos como en niños suele variar debido al cambio que se produce en los huesos en ambas etapas
  • Embarazo, ya que la placenta produce también esta enzima. El aumento no debe de resultar preocupante y suele producirse en el tercer trimestre
  • Hiperfosfatasemia benigna familiar, cuando el aumento es hereditario y no viene producido por otra causa secundaria. Hay que tener en cuenta que es poco frecuente
  • Uso de medicamentos o suplementos vitamínicos, especialmente de vitamina D
  • Algunos tumores, como el testicular o el ovárico, también pueden aumentar el valor de la enzima

aumento de fosfatasa alcalina

  • Enfermedades óseas, como el raquitismo y la osteoporosis. También puede causarse por una fractura de huesos 
  • Enfermedades del hígado, como la hepatitis, la cirrosis o la obstrucción bilial
  • El uso de anticonceptivos orales
  • La mononucleosis
  • Infarto
  • La diabetes mal controlada
  • El abuso del alcohol y el tabaco
  • Enfermedad inflamatoria intestinal

Como puede observarse, la mayoría de los casos están relacionados con los tres tipos de fosfatasa alcalina mencionados con anterioridad (ALPI, ALPL y ABPP).

Diagnóstico de la fosfatasa alcalina

Se puede saber fácilmente los niveles de esta enzima en el cuerpo mediante un análisis de sangre. A este análisis se le denomina análisis de fosfatasa alcalina leucocitaria (LAP), y sirve para determinar qué cantidad de esta enzima hay en los glóbulos blancos o leucocitos. Normalmente los valores de esta enzima hidrolasa deben de rondar entre los 30 y los 140 UI/L (unidades internacionales por litro); En niños debe de ser menor a 340 UI/L.

fosfatasa alcalina alta en sangre

Estos análisis sirven para detectar una enfermedad hepática y controlar los problemas óseos, por lo que suelen hacerse cuando se presenta algún síntoma relacionado con un fallo en el hígado o en los huesos.

Tratamiento de la fosfatasa alcalina alta

Este tratamiento consiste básicamente en regular el nivel de fosfatasa alcalina aunque, si el aumento se debe al desarrollo de otra enfermedad, el tratamiento a seguir será más complejo.

Normalmente, al tratarse la enfermedad de por sí disminuirán los valores de la enzima en el cuerpo. Si es un problema del hígado o de los huesos, lo más común es que se  trate mediante medicamentos.

Si los niveles son ligeramente altos y no se consigue determinar la causa, es probable que bajen por sí solos con el paso de los meses, por lo que no se necesitaría seguir ningún tratamiento.

Fosfatasa alcalina alta en el embarazo

Es normal que haya una elevación de fosfatasa alcalina durante el embarazo, especialmente en las primeras semanas y en el tercer trimestre. Este aumento puede ser hasta tres o cuatro veces mayor que el nivel normal. Por tanto un nivel alto al final del embarazo no suele ser motivo de preocupación.

fosfatasa alcalina alta embarazo

Esta subida se produce por la placenta, que también segrega esta enzima para la síntesis de proteínas en el niño.

Si las pruebas dan un aumento de fosfatasa alcalina antes del tercer trimestre, sí puede significar la aparición de un problema hepático u óseo, y en estos casos es recomendable una evaluación para prevenir afectar al feto

Fosfatasa alcalina alta en niños

Durante el llamado comúnmente “estirón”, niños y adolescentes suelen tener un mayor nivel de fosfatasa alcalina. Esto se debe a la estrecha relación entre la enzima y los huesos. Al estar en proceso de crecimiento, es normal que se produzca este aumento.

elevacion fosfatasa alcalina niños

Por tanto, si se hace un análisis a un niño hay que tener en cuenta que los resultados se deben analizar de forma diferente y que un aumento de fosfatasa alcalina no tiene por qué ser preocupante. Solamente podría ser síntoma de algo más grave si superase los valores establecidos como normales.

Fosfatasa alcalina alta en perros y gatos

En nuestras mascotas, los análisis para controlar la fosfatasa alcalina también sirven para indicar, sobre todo, problemas hepáticos u óseos. En estos casos es de especial importancia, ya que los perros suelen desarrollar fácilmente problemas en el hígado.

fosfatasa alcalina elevada en perros

Aun así, la fosfata alcalina alta en perros no tiene todavía una explicación exacta de por qué sucede, aunque se sabe que hay una estrecha relación entre varias enfermedades y esta. Algunas enfermedades en el cánido relacionadas con esta enzima son las siguientes:

  • La enfermedad de Cushing, que causa un exceso de la hormona de la adrenalina
  • Hepatitis infecciosa
  • Hiperplasia nodular, una enfermedad hepática crónica y benigna en donde se segrega fosfatasa alcalina de forma anormal

El tratamiento en nuestros amigos de cuatro patas es también similar, relacionándose más con la enfermedad que hay detrás que con el nivel de la enzima en sí.

En los gatos, un aumento de fosfatasa alcalina puede estar relacionado con la lipidosis hepática felina. Esta enfermedad consiste en la acumulación de grasas dentro del hígado, provocando una insuficiencia hepática que puede causar la muerte del animal. Esta enfermedad suele darse más en gatas hembras y en felinos adultos acostumbrados a comer alimentos de lata.

fosfatasa alcalina elevada en gatos

Lo más común es que se deba a un ayuno prolongado por parte del felino. Esta desnutrición puede suceder por varios motivos:

  • Estreñimiento
  • Gastroenteritis
  • Fiebre
  • Estrés, producido normalmente por algún cambio en su vida como una mudanza o la ausencia del dueño
  • Dolores producidos por golpes, enfermedades o la cirugía

En estos casos el tratamiento es complejo, pero se basa en administrar a nuestra mascota una dieta alta en proteínas de alta digestibilidad e hipercalórica.

Fosfatasa alcalina alta; Diagnostico, síntomas, causas y tratamiento
5 (100%) 7 votes

Dejar respuesta