El cerebro es uno de los grandes desconocidos de nuestro cuerpo. Sabemos por encima para qué funciona, pero no todo lo que llega a hacer. Explicarlo en profundidad puede parecer un caos, pero es importante saber lo máximo posible sobre este órgano. ¿Quieres saber cuáles son las partes del cerebro y cómo funcionan? ¡Aquí te lo contamos todo de una forma sencilla!

¿Qué es el cerebro?

El cerebro es el órgano más importante de nuestro organismo, ya que se encarga de regular y hacer funcionar todo nuestro cuerpo. Está formado por miles de células nerviosas, encargadas de responder a diferentes estímulos del exterior y de nuestro propio organismo. Las más conocidas son las neuronas, encargadas de recibir estos estímulos. Esto lo hacen mediante la médula espinal y el sistema nervioso.

areas del cerebro

Además, para ponerlo en funcionamiento no hay que hacer ningún esfuerzo consciente, es prácticamente automático. Sólo son voluntarios aquellos movimientos que se desean realizar conscientemente, como mover el brazo.

Es un órgano muy susceptible, por lo que está bien protegido por el cráneo. Suele pesar unos 1,36 kilogramos, sólo un 2% del total de nuestro peso. Y, a pesar de ser tan pequeño, consume un 20% de la energía que producimos.

Nuestro cerebro es similar al del resto de animales. Hay mamíferos con un cerebro más grande, como el de la ballena, pero si se mide por coeficiente el nuestro está más expandido, lo que nos permite razonar mejor.

Partes del cerebro y sus funciones

El sistema nervioso y el cerebro son estructuras muy complejas, y a día de hoy no hemos llegado a comprender sus funciones ni sus partes del todo. Por esta razón cuesta comprender enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson, ya que se sigue sin saber qué causa estos problemas internos en nuestro cerebro.

cerebro humano partes y funciones

Aquí explicaremos de forma sencilla sus partes y qué función cumplen dentro de esta compleja estructura, aunque hay que saber que al final su funcionamiento es mucho más complejo.

El cerebro se compone, a simple vista, de tres partes bien diferenciadas que explicaremos a continuación.

Tallo encefálico

Se encuentra en la base del cerebro y controla el ritmo cardíaco, la respiración, la digestión y la presión arterial. Es decir, controla todas las funciones vitales. Conecta con  el resto del cuerpo mediante la médula osea y se compone de otras tres partes: bulbo raquídeo, protuberancia y mesencéfalo.

Mesencéfalo

Conduce los impulsos motores desde la corteza cerebral hasta el tallo encefálico y los sensitivos desde la médula espinal hasta el tálamo.

Bulbo raquídeo

Transmite impulsos desde la médula espinal al encéfalo, además de regular ciertas funciones cardíacas y respiratorias.

Cerebelo

Es el encargado de mantener el equilibrio. También se encarga de coordinar los movimientos.

Cerebro

Se relaciona con los sentidos, las emociones, los recuerdos y las reacciones. Además, otra de sus funciones cerebrales es mandar una respuesta a los estímulos que recibe del exterior y de nuestro propio organismo.

Si se estudia el cerebro en profundidad, podemos encontrar otras estructuras imprescindibles del cerebro que se encargan de funciones vitales pero también de otras más ambiguas y abstractas, como la memoria.

Sistema límbico

Procesa las emociones. Se relaciona con:

  • La memoria
  • La atención
  • Los instintos sexuales
  • Las emociones
  • La personalidad
  • La conducta

Dentro de las partes del cerebro también encontramos que el sistema límbico posee otras tres partes bien diferenciadas.

Amígdala

Encargada de controlar y procesar nuestras reacciones emocionales.

Hipotálamo

Regula el equilibrio interno, como el hambre, el humor, la temperatura o la sed.

Hipocampo

Convierte la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo.

La memoria a corto plazo se produce instantáneamente, almacenando todo lo que ocurre en este mismo instante. De estos recuerdos almacenados, una parte acaba por olvidarse mientras que, la otra que se convierte en memoria a largo plazo, se recordará de forma más permanente.

el cerebro humano y sus funciones

Corteza cerebral

Es donde se sitúan los hemisferios izquierdo y derecho, cada uno relacionado con diferentes partes de nuestra conducta y divididos a su vez en cuatro partes. Esta división no es por la estructura real de la corteza cerebral, sino por los huesos que la protegen. Los hemisferios están conectados por el cuerpo calloso, que coordina además las funciones de ambos.

Hemisferio izquierdo

Controla la parte derecha del cuerpo y se relaciona con la parte verbal. Una persona con este hemisferio dañado tendrá problemas para hablar o escribir. Además, es la encargada de nuestra parte lógica, como los problemas matemáticos, los análisis o la percepción.

Hemisferio derecho

Se encarga de controlar la parte izquierda del cuerpo. Está relacionada con la expresión no verbal, como la intuición y el reconocimiento de caras y voces. Aquí los pensamientos y recuerdos se manifiestan a través de imágenes. Normalmente está menos desarrollado que el hemisferio izquierdo.

Como se explicó anteriormente, estos hemisferios a su vez se dividen en cuatro partes, llamados lóbulos. Estos lóbulos cumplen también unas funciones bien diferenciadas y están conectados entre sí.

Lóbulos frontales

Procesa el pensamiento consciente. En conclusión, podríamos decir que es el encargado de:

  • Resolver los problemas
  • El pensamiento creativo
  • El juicio
  • El intelecto
  • La atención
  • El comportamiento
  • Las reacciones físicas
  • El pensamiento abstracto
  • Los movimientos y músculos coordinados
  • La personalidad

zonas del cerebro en imagenes

Lóbulos parietales

Percibe los estímulos relacionados con el tacto, como la temperatura. Además, controla el cálculo, la orientación y el movimiento. Si, por ejemplo, acercamos la mano a una llama, es el encargado de reaccionar y alejar la mano del fuego para que no nos quememos.

Además, se divide en otras dos partes: el córtex motor y el córtex sensorial. El primero controla el movimiento del cuerpo. El segundo recibe información del sentido del tacto y de la posición de cada parte del cuerpo, así como de sus movimientos.

Lóbulos temporales

Se relaciona con la memoria, pero también con los estímulos auditivos. Controla la memoria visual, auditiva y la comprensión al hablar.

Lóbulos occipitales

Se encarga de los estímulos visuales. Una persona con este lóbulo dañado tendrá, por ejemplo, problemas para leer.

Funciones del cerebro

Además de mantener vivo al organismo y hacer que interactúe con su entorno, podemos dividir las funciones de este órgano en varios tipos bien diferenciados. No hay que olvidar que todas estas funciones se realizan en diferentes partes del cerebro, aunque relacionadas entre sí. Si no existiese esta correlación, nuestro organismo no funcionaría correctamente.

partes del cerebro

Funciones sensitivas

Relacionadas con la recepción de datos. Los estímulos se captan mediante diversos receptores, que el cerebro recibe mediante señales energéticas.

Funciones motoras

Controla los movimientos del cuerpo, tanto los voluntarios como los involuntarios.

Funciones integradores

Las partes del cerebro también se relacionan con las actividades mentales, integrando mente y cuerpo.

Funciones cognitivas

Se relaciona también con la unión entre el cuerpo y la mente. Los expertos suelen basarse en esta función para explicar que la mente es algo material, que también se daña si nuestro cuerpo no funciona correctamente.

Funciones del lenguaje

Gracias al cerebro podemos comunicarnos y entendernos entre nosotros.

el cerebro y sus partes

Funciones del metabolismo

El cerebro consume una gran parte de la energía que producimos, diez veces más de lo que debería consumir en proporción a su tamaño. Por eso, es imprescindible una buena actividad cerebral para que el metabolismo funcione correctamente.

Cómo cuidar nuestro cerebro

Mantener sano nuestro cerebro es imprescindible para que todo nuestro organismo esté en buenas condiciones. Para ello, una vida sana es muy recomendable, ya que una vida sedentaria acaba por afectar a nuestro órgano.

como cuidar el cerebro de los niños

Aquí te dejamos algunos consejos fáciles y sencillos de hacer para mejorar y cuidar la actividad del cerebro:

  • Hacer actividades para ejercitar la memoria, como los sudokus o los crucigramas
  • Mantener una dieta sana, evitando las grasas saturadas
  • Realizar alguna actividad física por lo menos dos veces a la semana
  • Controlar adecuadamente nuestras emociones, evitando los ataques de ira o de tristeza
  • Mantener una vida social activa, ya que el ser humano es un ser sociable por naturaleza y comunicarnos es imprescindible
  • Descansar unas ocho horas diarias
  • Estimular nuestro cerebro leyendo o haciendo problemas matemáticos. Pintar o escribir también es recomendable

Cómo afecta una vida poco saludable a las partes del cerebro

No sólo las drogas duras afectan a la actividad de nuestro cerebro, también el tabaco y el alcohol dañan nuestro cerebro. Normalmente este órgano puede repararse, pero a veces el daño causado es permanente.

cerebro dañado por tabaco

Por ejemplo, el alcohol daña el sistema nervioso, pudiendo crear un derrame cerebral y otros tipos de daños cerebrales permanentes.

Por suerte, si se empieza a ejercitar el cerebro y se lleva una vida sana, el cerebro tiende a regenerarse y a crear nuevas neuronas, haciendo que vuelva a la normalidad en poco tiempo. Y a ti, ¿qué te ha parecido este artículo en el que hablamos sobre las partes del cerebro?

Partes del cerebro y sus funciones; ¡Te lo contamos todo!
3 (60%) 2 votes

Dejar respuesta