como curar una rotura de fibras en el gemelo

¿Estás corriendo y notas un dolor agudo en el gemelo, donde aparece un bulto extraño? Es posible que se trate de una rotura fibrilar, por lo que es mejor que dejes de correr y reposes.

Las roturas fibrilares son un tipo de desgarro muscular muy molesto que hasta afecta a nuestra forma de caminar, por lo que es muy importante saber qué hacer cuando aparecen.

En este artículo encontrarás toda la información que necesitas saber sobre la rotura de las fibras musculares: síntomas, causas, tratamiento efectivo y mucho más.

Aunque te damos toda la información que necesitas, lo más recomendable es que acudas a un médico en cuanto aparezcan los síntomas.

¿Qué es la rotura fibrilar?

Nuestros músculos se forman a partir de miles de pequeñas fibras que se pueden llegar a romper si se hace un esfuerzo inadecuado. Son como las cuerdas de una guitarra que, tensadas de más, se rompen. Esto es lo que pasa en una rotura fibrilar aunque, cuando el músculo se rompe al completo, se habla de una rotura total del músculo.

que es la rotura de fibras musculares

Es una lesión muy común en el mundo del deporte, aunque también ocurre si se lleva una vida muy sedentaria y se sobre esfuerzan de golpe estos músculos. Se produce cuando hay una contracción brusca del músculo y se supera la capacidad que es capaz de soportar.

Suele aparecer en las piernas, aunque esta rotura de fibras musculares también puede aparecer en otras zonas del cuerpo como en la zona lumbar o en la zona abdominal, siendo los músculos más afectados los siguientes:

  • Los gemelos
  • El sóleo
  • Los isquiotibiales
  • Los aductores
  • El recto anterior de nuestros cuádriceps

Este tipo de rotura también recibe el nombre de “pedrada”, normalmente cuando se producen en la pantorrilla, por el tipo de dolor que producen. Por esta razón se suele hablar de un “síndrome de la pedrada“.

Consecuencias de este tipo de roturas

Es importante acudir a un especialista en cuanto aparezcan los síntomas, ya que este tipo de roturas puede acarrear consecuencias a corto y a largo plazo.

rotura fibrilar gemelo fotos imagenes

Si este tipo de lesión no se trata inmediatamente, puede agravarse con el paso del tiempo y hacer que hasta nos cueste movernos y realizar movimientos básicos que antes hacíamos con normalidad.

Tipos de roturas fibrilares

La rotura fibrilar suele clasificarse por gravedad, lo que determinará en gran parte cuánto tarde el paciente en curarse.

lesiones musculares tratamiento grados

Normalmente se suele clasificar en los siguientes grados:

Grado 1

Es una rotura muy leve que suele curarse a los 10 días. En estos casos puede confundirse con una contractura o distensión del músculo.

Por si acaso, en cuanto aparezcan los síntomas lo mejor es dejar de realizar la actividad que lo ha provocado y reposar adecuadamente.

Grado 2

El desgarro de las fibras es parcial, por lo que tardará en curarse más o menos un mes.

Grado 3

El desgarro muscular es completo, tardando unos 3 o 4 meses en curarse.

grados rotura fibrilar gemelo

Síntomas de un desgarro muscular

La rotura fibrilar suele sentirse a la hora de hacer algún tipo de sobre esfuerzo, como haciendo deporte por ejemplo. Se puede decir que es una especie de tirón muy fuerte y doloroso que impide que el músculo funcione correctamente, haciendo que hasta pueda resultar imposible caminar.

A las horas, cuando estemos en reposo, es posible que la zona afectada se hinche y se forme una especie de moratón.

recuperacion rotura fibrilar gemelo

Por tanto, podemos decir que los síntomas son los siguientes:

  • Dolor intenso
  • Zona deformada, un bulto en el gemelo
  • Dolor al estirar
  • Imposibilidad de andar
  • Moratón en la zona afectada, ya que se rompen los vasos sanguíneos presentes
  • Hinchazón
  • Mareo
  • Sudoración fría
  • Sensación de pinchazo o de golpe seco

Causas de la rotura de fibras

La rotura fibrilar suele producirse tras un mal calentamiento, que acaba produciendo una lesión porque el cuerpo no ha sido preparado para el esfuerzo que va a hacer.

evitar roturas fibrilares gemelos con calentamiento

Las causas por tanto pueden ser directas, como por ejemplo una contusión, o indirectas, como ocurre cuando el músculo se contrae bruscamente y de forma muy fuerte.

Factores de riesgo a tener en cuenta

A la hora de que aparezca o no una rotura fibrilar hay que tener en cuenta ciertos factores que influyen. Los más comunes son los siguientes:

  • La rigidez que haya en nuestros músculos
  • El cansancio y la fatiga que tengamos
  • Hacer un mal movimiento
  • Haber recibido un golpe directamente en la zona afectada
  • El sedentarismo, ya que el tejido muscular está más débil al no ejercitarse
  • Una mala circulación de las arterias y de las venas
  • Enfermedades como la diabetes
  • Llevar una mala dieta

Cómo diagnosticar una rotura fibrilar

Una rotura fibrilar se suele poder identificar a simple vista por lo que, cuando acudamos al médico, es probable que el diagnóstico se centre en si esta rotura del músculo es grave o leve.

Para eso tendrá en cuenta muchos factores, como la zona en la que se ha producido, el tamaño, la forma que ha adoptado, la edad y el estado de salud de quien la sufre y si hay algún tipo de enfermedad presente.

microrrotura fibrilar gemelo foto

También es probable que el médico decida realizar una ecografía para determinar la rotura, aunque normalmente suele hacerse una exploración manual que determine el estado y los síntomas de la persona afectada. Ten en cuenta que facilitarás el diagnóstico aportando toda la información que sepas.

Tratamiento efectivo para la rotura fibrilar

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que la rotura fibrilar debe de ser tratada por un médico especializado, que seguramente te mande a un fisioterapeuta.

Es muy importante que lo vea el médico, ya que una mala recuperación puede afectar a nuestra forma de caminar de por vida. Normalmente el tratamiento a seguir se basa en lo siguiente:

El reposo

Durante este período de tiempo no hay que hacer deporte, y hay que evitar caminar en todo lo posible. En estos casos se suele usar una especie de vendaje comprensivo que no impide que el músculo se pueda mover.

Aplicar frío

El frío ayuda a reducir la inflamación y calmar el dolor, siempre teniendo en cuenta que el hielo no debe de aplicarse directamente sobre la piel y que debe dejarse sobre el desgarro más o menos un cuarto de hora.

como aplicar frio sobre las piernas

Los antiinflamatorios no esteroideos

Estos medicamentos, junto al hielo, ayudan a bajar la inflamación y reducir el dolor. Pincha aquí para más información.

La rehabilitación

Hecha por un profesional especializado, nos ayudará a saber cuándo podemos retomar de nuevo nuestro ritmo de vida habitual.

Se suelen empezar por unos estiramientos muy suaves, hasta donde el músculo aguante, que se repiten varias veces al día. Es recomendable aplicar calor después de estirar en la zona afectada.

Cómo es un tratamiento para la rotura de fibras

Aunque el tratamiento completo debe de ser mandado por un médico especialista, te damos un ejemplo de lo que suele hacerse en estos casos:

Tratamiento de 5 días

Es la primera fase del tratamiento, realizada los 5 días siguientes después de que se haya producido esta rotura.

tratamiento para rotura fibrilar biceps femoral

En estos 5 días se suelen mandar los siguientes procesos:

Aplicar frío

Al reducir el sangrado en la zona afectada, ayuda a reducir la inflamación y que la rotura vaya a mas.

Realizar un masaje

Un masaje drenante ayudará a reducir la inflamación, por lo que se recomienda hacerlo en las primeras horas de la rotura (siempre hecho por un profesional, ya que si no podría empeorarse el estado). Este masaje puede ayudar a que la recuperación vaya mucho más rápido.

El reposo

Indispensable para que nos curemos adecuadamente. Evita realizar cualquier tipo de esfuerzo los primeros días.

El emplaste de arcilla roja

Este emplaste es perfecto para reducir la inflamación, por lo que suele complementar al masaje. Es un tratamiento opcional, aunque suele ayudar mucho en los desgarros y además actúa como relajante.

Movilizar el músculo

No se debe movilizar al completo, pero hay que controlar sus movimientos para que no se agrave el estado de las fibras musculares. Detente en cuanto aparezca algún tipo de dolor y realiza cualquier movimiento de forma muy suave.

Ten en cuenta que se debe de facilitar que llegue la sangre y los nutrientes a esa zona del músculo para que pueda regenerarse adecuadamente.

Tratamiento de 10 días

Este tratamiento suele empezarse al terminar el primero, siendo una especie de continuación donde ya actúa directamente un fisioterapeuta.

lesion biceps femoral tiempo de baja

Lo que suele hacerse en estos días es lo siguiente:

Aplicar calor

Esto ayuda a que aumente la circulación en la zona afectada, haciendo que se regenere con más rapidez. El calor simula directamente el calentamiento previo que se realiza antes de hacer cualquier tipo de ejercicio físico.

Empezar a mover el músculo

Esto evitará la atrofia muscular, haciendo que la circulación vuelva a actuar de forma natural en la zona donde se ha producido el desgarro. Al mover el músculo suavemente, volverás a ganar flexibilidad, aunque tienes que controlar las situaciones donde el músculo duela.

Dar un masaje

En este caso el masaje debe de ser relajante, ya que tras varios días en reposo podemos notar el gemelo cansado y pesado. Este masaje, dado siempre por un profesional, estimulará la circulación y ayudará a que los residuos creados por la lesión se expulsen del organismo con más rapidez.

Tratamiento a partir del décimo día

Este tratamiento se lleva a cabo cuando la rotura necesita un proceso de curación más largo, teniendo en cuenta las características propias de cada paciente.

El vendaje

Suele usarse un vendaje comprensivo que no anule del todo el movimiento muscular. Esto ayudará a que gane sujeción y agarre.

Los ejercicios isométricos

Tienen que empezar siendo muy suaves, aumentando la dificultad conforme vaya mejorando el estado de nuestro músculo. Contrae el músculo muy suavemente, nunca de forma brusca e imprevisible.

Realiza una carrera suave

Esta tiene que ser una carrera muy suave, ya que sirve sobre todo para valorar nuestro estado. Al realizar la carrera estaremos fortaleciendo las nuevas fibras que han sustituido a las rotas por lo que, al no estar acostumbradas, no hay que hacer una carrera muy intensa y romperlas de nuevo.

Los estiramientos

Indispensables para que el músculo gane flexibilidad, pero tienen que ser muy suaves. Tienes que evitar el dolor en todo momento, ya que las molestias sólo sirven para indicar que el músculo ha llegado a lo máximo que puede soportar. En estos casos lo mejor es reducir el ritmo, suavizando los estiramientos al máximo.

En general, este tipo de estiramientos ayudarán a nuestros gemelos y sóleos a ganar flexibilidad.

Tratamiento final

Se empieza más o menos a los 20 días de tratamiento, y es la fase en la que el músculo empieza a esforzarse más, siempre teniendo en cuenta el resultado de las fases anteriores.

pedrada en el gemelo tratamiento

Se aumenta poco a poco la intensidad de los ejercicios, evitando las contracciones involuntarias y teniendo en cuenta que las nuevas fibras de nuestro músculo son muy finas y pueden romperse con más facilidad.

El tratamiento que suele seguirse es el siguiente, aunque puede variar:

Los ritmos de la carrera

La carrera irá de menos a más, teniendo en cuenta cómo nos sintamos y siempre sin forzar. Incrementa el ritmo y la duración de forma muy lenta y progresiva, evitando siempre dañar el músculo.

Los estiramientos

En este punto del tratamiento los estiramientos son mucho más profundos, ya que el músculo tiene que llegar al estado en el que se encontraba antes de que se produjera la rotura. Estira con cuidado y poco a poco, aumentando la profundidad día tras día hasta que recuperes la elasticidad que tenías antes y la iguales a la pierna que está sana.

El masaje

El masaje en este punto del tratamiento debe ser hecho en profundidad, ya que ayudará a que no se produzca una fibrosis muscular o algún tipo de callosidad, ya que el músculo cicatrizará adecuadamente.

Ten en cuenta que todos estos procesos de curación dependen del grado de la rotura, y también de las características personales de cada individuo. Es por esta razón que debe de ser un especialista el que mande la rutina de ejercicios.

Si te gustó el artículo sobre la rotura fibrilar, no te pierdas tampoco estos otros artículos del blog:

Rotura fibrilar del gemelo; Síntomas, causas y tratamiento efectivo
5 (100%) 1 vote

Dejar respuesta