no puedo controlar mi ira

Las emociones son un tipo de sentimiento que nos acompaña a diario. Estas pueden hacernos sentir muy bien, pero también llenarnos de tristeza y depresión cuando nos afectan de manera negativa. La clave para no dejar que nos influyan es aprender a gestionar las emociones.

Cuando se produce una alteración del estado del ánimo importante, el cuerpo activa un sistema de emergencia que nos afecta a múltiples niveles. Debido al estilo de vida actual, en el que apenas tenemos tiempo para detenernos a pensar y relajarnos, es muy frecuente sentir que las emociones negativas nos controlan.

Si tú también tienes problemas para controlar las emociones, y quieres aprender a manejar esas emociones fuertes que tanto te asustan, es el momento de dar el paso. Descubre los mejores consejos de los expertos para gestionar las emociones por tu cuenta a través de técnicas autocontrol que funcionan.

✅ ¿Qué ocurre cuando las emociones se descontrolan?

Las emociones son un sentimiento que forma parte de la naturaleza del ser humano. Estas tienen una función evolutiva, como parte de la supervivencia de la especie humana, y nos hacen bien en todo momento.

De hecho, no existen emociones buenas como la alegría o la excitación, ni emociones malas como la ira o la ansiedad. Cada uno de estos sentimientos tiene su propia función para hacernos sentir bien o para protegernos ante una situación límite en la que debemos parar para controlar el estrés.

cómo gestionar las emociones

Existe un gran listado de emociones que todos hemos sentido alguna vez, pero que son muy difíciles de definir. Estas empiezan a darse en los niños y en los adolescentes de manera temprana, madurando hasta la edad adulta. Si bien los niños no saben cómo mantener un correcto control emocional, en la adultez es necesario aprender a controlar emociones para no dejar que estas nos invadan.

Cuando las emociones se disparan, el cuerpo entra en un estado de alerta provocando lo que se conoce como ansiedad. Con el paso del tiempo, si la persona afectada no aprende a gestionar las emociones, estas pueden llevar a la depresión, entrando el cerebro en un estado de latencia como parte su supervivencia.

actividades para trabajar la ira con adolescentes

Es muy importante aprender como controlar la mente para actuar a tiempo ante las emociones fuertes, deteniendo el proceso y que este no vaya a más. Cuando las emociones te dominan, la mejor respuesta es entrenar el autocontrol emocional.

👌 Cómo gestionar las emociones

De forma general se dice que hay 4 tipos de emociones que suelen afectar a la población en la actualidad. Estas son la ira, el miedo, la alegría y la tristeza. Dentro de estas, puede haber varias vertientes y diferentes tipos de sensaciones. Sin embargo, usadas de la manera adecuada, las emociones negativas no existen. Todas pueden hacerte bien si sabes cómo controlarlas.

Mucho se habla en los últimos años de un nuevo concepto que recibe el nombre de inteligencia emocional. Más que enseñar como dejar de tener sentimientos negativos, la teoría se centra en saber manejar cualquier sensación, tanto mala como buena, para sacar el lado positivo de todo.

no puedo controlar mi ira

Cuando una persona es consciente de sus emociones, de dónde vienen y por qué, es más fácil reaccionar evitando bloquearse y avanzar hasta el siguiente nivel.

¿Cuál es la teoría que nos enseña la inteligencia emocional para gestionar las emociones correctamente? Hay algunos pasos que puedes poner en práctica para lograr el bienestar interior.

Aceptar las emociones

La primera de las técnicas para desbloquear emociones es dejarlas salir en el momento adecuado. Cuando intentamos evitar una emoción negativa, esta se puede hacer mucho más intensa, y acabar por afectarnos física y mentalmente.

Intenta comprender de dónde viene la emoción que sientes, cuál ha sido la causa de su aparición, y por qué tu cuerpo te está enviando esa señal negativa.

como hacer que no te afecten las cosas

Un ejemplo de ello es la ira que puede aparecer de repente ante una situación de estrés. Este sentimiento no viene de la nada. En la mayoría de los casos suele proceder de haber retenido sensaciones malas durante mucho tiempo, hasta el momento en que han estallado.

Si sabes detectar de dónde vienen, y aprender a canalizarlas, puedes utilizarlas a tu favor para que no te afecten en tu vida diaria. Esto es básicamente la inteligencia emocional; aprender a aceptar las emociones y utilizarlas para cuidar tu cuerpo y tu mente de la mejor manera.

Tomarse un respiro

Otro de los recursos para trabajar las emociones más importantes es aprender a tomarse un respiro. En todas las estrategias de regulación emocional destacan la importancia de bajar el ritmo cuando una emoción ‘negativa’ nos da la voz de alarma.

Por ejemplo, cuando sube la ansiedad en una persona, y se tienen emociones fuertes como el miedo o la tristeza, lo más recomendable es parar durante unos minutos, unas horas o unos días, y dejar que los niveles de ansiedad bajen.

como volver a sentir emociones

Como ya hemos dicho, las emociones aparecen por algo, y no debemos ignorarlas. Regalarnos un respiro nos ayuda a disminuir las revoluciones de nuestro cuerpo, a ser más conscientes de lo que nos pasa, y nos evita llegar a un punto de no retorno.

Hay veces que el organismo provoca ciertas emociones para alertarnos de que algo no va bien. Ante una enfermedad física como puede ser una infección grave, e incluso un proceso tumoral, los niveles de estrés aumentan para alertarnos a tiempo. Por ello no debemos dejar de oír a nuestro cuerpo. Todo lo que nos pasa a nivel físico y mental está estrechamente relacionado.

Distraer la mente

A veces no es posible controlar los pensamientos y emociones simplemente tomando un descanso. Cuando la mente va a mil y no hay manera de sacarse una emoción negativa de la cabeza, la mejor ayuda puede ser distraer la mente hacia otro asunto.

La mejor forma de gestionar las emociones sin necesidad de recurrir a la comida o malos hábitos como el tabaco es buscarse un entretenimiento divertido. Por ejemplo, practicar algún tipo de deporte, hacer manualidades, bricolaje en casa, o ayudar a un amigo o familiar en alguna tarea.

como controlar los sentimientos

La clave para la gestión de las emociones es realizar una actividad que requiera poner toda la atención en ella. Evita pensar en las emociones negativas poniendo la mente en lo que tienes entre manos. Eso sí, en lugar de mantener la cabeza en el trabajo o en alguna cosa que te produzca estrés, hazlo en algo más placentero que te guste.

Si no sabes cómo gestionar las emociones distrayendo la mente, comienza haciendo algo sencillo. Pide a un amigo que te acompañe al cine, a ver una exposición o a tomar un café y charlar de temas banales. Poco a poco encontrarás una actividad con la que desconectar que te ayude a gestionar las emociones cuando sientas que no puedes más.

Pensar en un futuro inmediato

Ante una crisis de gestión emocional, un truco que ayuda a controlarla es pensar en un futuro inmediato. En la mayoría de las veces, cuando se sufre ansiedad es porque pensamos en las consecuencias futuras, causando gran frustración al no poder controlarlas.

Pero si no mantienes tu mente en el ahora, no podrás hacerte cargo del futuro. No sabes qué pasará el día de mañana, cómo se resolverán tus ‘problemas’. Así que ve poco a poco dando pequeños pasos, y las aguas volverán a su cauce.

como controlar mis emociones

Tienes que intentar gestionar las emociones de miedo, enfado y nervios con mucho autocontrol. Cuando te sientas así, detente un momento, respira, y piensa en qué puedes hacer en el próximo minuto, no en el día de mañana ni en el mes próximo. ¡Ahora!

En todas las técnicas de autocontrol y gestión de las emociones el objetivo es enfocarse en el presente, olvidando el pasado y sin tener en cuenta el futuro, porque son fases en las que no es posible interceder en el momento exacto en que vivimos.

Practicar la meditación

Otra técnica para aprender a controlar las emociones es practicar la meditación. Si te acostumbras a hacerlo a diario, notarás como los niveles de ansiedad van bajando poco a poco, recuperando el control de tu vida.

Aprender a meditar para conseguir una mejor gestión emocional no es fácil. Requiere de mucha práctica y esfuerzo, y al principio puede parecerte imposible. Pero paso a paso, encontrando el momento más oportuno, el lugar perfecto, y aprendiendo a controlar la respiración, los resultados son increíbles.

como gestionar las emociones negativas

Comienza simplemente tomándote unos minutos para sentarte o tumbarte en total silencio y sin que nadie te pueda molestar. Cierra los ojos, y céntrate en mantener la mente en blanco. Piensa solo en tu respiración, en cómo se siente tu cuerpo cuando estás relajado.

Con el paso del tiempo puedes ir incorporando ejercicios de yoga o pilates a tu rutina de meditación. Cuando seas capaz de controlar la mente, estarás preparado para el siguiente nivel: controlar tu cuerpo. Si eres tú el que manda en todo momento, no habrá ninguna emoción que te supere.

Escribir un diario de emociones

La última de las actividades para trabajar las emociones en adultos y niños que queremos destacar es la de escribir un diario de emociones. Esta es una práctica cada vez más frecuente para aprender a canalizar emociones. Se puede utilizar de diferentes maneras, adaptándola a cada persona.

Además de la meditación, o en sustitución a esta, es muy bueno para la mente dedicar algunos minutos cada día a escribir sobre los pensamientos y emociones. Para ello necesitas un diario, un cuaderno, o cualquier material dónde puedas escribir cómo te has sentido cada día, tanto a nivel físico como mental.

pensamientos sentimientos y emociones

Muchas veces no sabemos qué es lo que nos pasa porque no tenemos tiempo de enfocarnos en ello. Pero cuando tienes que escribirlo, es más fácil expresar los sentimientos y sensaciones. Pon en tu diario todo lo bueno o lo malo del día, y así podrás analizarte en profundidad.

No hace falta que escribas demasiado. Con dedicar algunas líneas haciendo un resumen de tus emociones diarias es más que suficiente. Intenta poner palabras para describir qué es lo que sientes, y así será más fácil encontrar una solución para gestionar las emociones correctamente.

⚡ ¿Cuándo buscar ayuda profesional?

¿Y si ya he probado todas las técnicas de gestión de emociones y no he encontrado solución a mi problema? No te preocupes, le pasa a mucha gente. No a todos nos sirven los ejercicios de autocontrol cuando llegamos a una situación límite.

Si te sientes perdido y ya no sabes qué hacer, ha llegado el momento de buscar ayuda profesional. Para ello, hay psicólogos y psicoterapeutas que pueden ayudarte a comprender qué es lo que te pasa, a canalizar las emociones y encontrar la mejor solución.

como relajar la mente de pensamientos negativos

Ten en cuenta que tú no eres profesional, y que las emociones son tan subjetivas que en la mayoría de las veces no se les puede ni poner nombre. Sin embargo, hay personas que están preparadas para trabajar en ello, y que además cuentan con una amplia experiencia. ¡Ponte en sus manos!

Los psicólogos te pueden enseñar como canalizar las emociones con ejercicios aplicables a la vida diaria. Si ya estás en un límite elevado de intensidad emocional, no te lo pienses más y pide ayuda para aprender a gestionar las emociones.

Cómo gestionar las emociones; 6 técnicas que funcionan
5 (100%) 1 vote

Dejar respuesta