preparar la piel para el verano

El verano es la época del año en que mostramos más superficie de piel. Es entonces cuando queremos que luzca más bonita y cuidada, pero también cuando queda más expuesta al calor y la contaminación del ambiente. Por este motivo, cuidar la piel en verano es incluso más importante que el resto del año. ¿Tú también lo sabías?

El calor excesivo del verano que nos hace sudar constantemente, el uso de prendas inadecuadas que nos pueden irritar la piel en zonas más delicadas, e incluso el efecto de los rayos solares directos, pueden dañar nuestra piel sin que nos demos cuenta. Si tú también quieres tener la piel perfecta para lucirla durante tus vacaciones, toma nota de estos consejos de belleza. Podrás cuidarla para que no sufra y acabe por perder su brillo y elasticidad natural.

Te decimos cómo cuidar la piel de rostro y cuerpo en verano, con los tips para una piel saludable que nos indican los profesionales y las recomendaciones para la piel más adecuadas para la época estival.

👍 La importancia de cuidar la piel en verano 👍

¿Sabías que en verano cuando nos bronceamos también estamos perdiendo gran parte de la humedad natural de nuestra piel? Lo puedes notar porque en verano la piel se nota más seca y tirante. Con el paso de los años, si no cuidamos nuestra dermis, pierde elasticidad, formándose arrugas y zonas en las que la piel está más caída.

No solo en el rostro, sino también en todo el cuerpo. Esta deshidratación es uno de los mayores responsables de la aparición de manchas y otros signos de la edad.

prevenir manchas en verano

El sol del verano puede provocar quemaduras, lo que a la larga es un gran factor de riesgo para el cáncer de piel. Proteger nuestra piel no implica broncearse menos, sino todo lo contrario. Cuanto más protegida esté la piel de los rayos nocivos del sol, mejor tono y más duradero será.

Otro punto importante es el exceso de humedad, un peligro extra que hace nuestra piel más proclive a sufrir infecciones. Causadas por hongos y bacterias, si no cuidas tu piel desde fuera y desde dentro, quedará más expuesta a sufrir todo tipo de enfermedades.

autobronceador piernas

Sigue nuestros consejos para una piel sana, y lograrás que tenga un aspecto más bonito durante y después del verano. ¡Ya lo verás!

🔥 Consejos para cuidar la piel en verano 🔥

Limpieza y exfoliación

Vamos a comenzar con un tip que no puedes faltar nunca en la rutina de belleza para preparar la piel para el verano. Una piel limpia es sinónimo de cuidado, y estará más preparada para broncearse correctamente, sin dejar de cumplir su papel de protección frente a los factores externos.

preparar la piel para el verano

Antes de la llegada de tus vacaciones, y también a lo largo del verano, usa productos específicos para la limpieza y exfoliación tanto de rostro como de cuerpo. Los mejores son productos naturales con un pH neutro, que no altere la flora natural de tu piel. Elimina la grasa y las células muertas acumuladas, para dejar que tu piel brille por sí misma.

Es la manera ideal de mejorar la piel antes de exponerla al sol y al ambiente, para que pueda adquirir mejor un bronceado uniforme y bonito. Pruébalo sobre todo en tu rostro y piernas, y te verás más favorecida.

Hidrata tu piel

Otro de los tips más importantes para cuidar la piel en verano es la hidratación. Usar una crema hidratante para cara y cuerpo es quizás el paso más importante para que tu piel no luzca seca y apagada.

hidratante verano

En esta época en la que sudamos más, quizás necesites cambiar de crema hidratante para elegir una que se más ligera y de rápida absorción. Si no tienes claro cómo cuidar tu piel en verano, presta atención a las en cuidado facial y corporal que van saliendo al mercado, y encuentra la que mejor vaya con las necesidades de tu piel.

Una buena crema hidratante permite a los tejidos de tu piel que se reparen con mayor facilidad, proporcionando tersura y suavidad a la piel de tu casa y tu cuerpo. Aplícala siempre al salid de la ducha, y sobre el rostro por la mañana y por la noche.

Hidrátate por dentro

Tan importante como hidratar la piel por fuera es hidratarla por dentro. Siempre hay que beber mucha agua, ¡pero en verano más! Lleva siempre contigo una botella de agua para tomar al menos 2 litros diarios, y recuperar la hidratación que vas perdiendo por culpa del calor.

consejos para el verano

Evita las bebidas gaseosas y azucaradas que no le hacen ningún bien a tu piel. El azúcar puede provocar aparición de celulitis, y fomenta la deshidratación de la piel.

En cambio, los jugos naturales y la fruta entera, aportan mucha agua y nutrientes que son muy buenos para la piel. ¡Mejor escoge estos últimos!

Antioxidantes

Para fomentar los cuidados de la piel en verano, los antioxidantes pueden convertirse en tu mejor baza. Ideales para prevenir manchas, arrugas, y otros signos de la edad, luchan contra los radicales libres que deterioran las células de nuestra piel.

alimentos ricos en antioxidantes

Las frutas y las verduras crudas son la mejor fuente de antioxidantes. Muy apetecibles en verano, te ayudarán a proteger tu piel. Y si quieres un poquito de ayuda extra, también puedes buscar cremas hidratantes ricas en antioxidantes. Pensadas para el verano y el sol, son bastante efectivas para las pieles más maduras.

Protección solar

La piel dañada por el sol luce apagada, seca y muy tirante. Las quemaduras solares a la larga pueden ocasionar daños tan graves que deriven en melanomas y cáncer de piel. No dejes que esto le pase a tu piel, usa una buena protección solar cada vez que salgas de casa.

consejos para una piel sana

Además de hidratar la piel en verano, los dermatólogos inciden en la importancia de aplicar una crema protectora. Con un mínimo de FPS de 15, debes elegir el que mejor se adapte a tu tipo de piel y su tonalidad. Si tienes la piel delicada, opta por pantalla total para el rostro, y cuando vayas a la playa para tomar el sol, cuanto más alto sea el FPS, mucho mejor.

Un FPS alto no quiere decir que los rayos de sol no vayan a llegar a tu piel para broncearte. Vas a adquirir color igualmente, pero evitando que lleguen a tu piel esos rayos UVA nocivos que produce quemaduras y daños. ¡No te la juegues!

Exposición al sol

Incluso con una protección de pantalla total, hay momentos del día en los que es mejor evitar exponerse al sol. Los rayos UVA son cada vez más fuertes, por lo que es fácil quemarse en las horas de mayor exposición del día, que suelen ser entre las 12 y las 16h del medio día.

preparar la piel para el verano

Si quieres broncearte, hazlo mejor fuera de este horario. En estos momentos del día el sol es tan fuerte que deshidrata más la piel, y puede producir quemaduras incluso si llevamos protección solar.

Cuando pases el día en la playa o la piscina durante tus vacaciones, protégete bajo la sombrilla. Para moverte por la ciudad, hazlo mejor por la sombra, protegida con ropa adecuada y un sombrero que cubra el rostro. Debes tomártelo en serio para prevenir las manchas y las quemaduras.

Cloro y sal

Otro de los factores que más afectan la piel durante el verano, es la presencia de cloro de la piscina y de sal del mar. Dos sustancias que pueden dañar nuestra piel sin que nos demos cuenta, resecándola y apagándola.

cuidar la piel en verano

El cloro es un químico muy fuerte que puede provocar sequedad grave en la piel. La sal por su parte, actúa como lupa sobre nuestra piel, incrementando los efectos de los rayos solares.

Después de darte un baño en la piscina o el mar, no te olvides de cuidar tu piel dándote una ducha con agua dulce para retirar los restos que hayan quedado. Acto seguido, vuelve a aplicarte protector solar para que tu piel se mantenga mejor.

Revisión periódica

Los médicos no cesan de repetirnos la importancia del cuidado de la piel, y la revisión periódica cuando en ella aparece algo fuera de lo normal. Detectar una anomalía en la piel a tiempo puede salvarte la vida, y aunque los casos de cáncer de piel fatales son cada vez menos, sí que hay muchos más afectados por melanomas en comparación a unas décadas atrás.

Revisa los lunares de tu cuerpo y esas manchas sospechosas que pueden aparecer en rostro y cualquier parte del cuerpo de un día para otro. Ante la duda, acude a tu médico para cualquier consulta.

como revisar los lunares

No te olvides tampoco de prevenir las infecciones. En verano es más fácil que cualquier herida, granito o ampolla se puede infectar, o que aparezcan hongos en las zonas de roce más delicadas, así como en las uñas.

Cuidar la piel en cualquier época del año es muy importante, pero sobre todo en verano debes prestar un poco más de atención, y dedicar algunos cuidados extra para que se mantenga bonita y fresca por mucho que pasen los años. Estarás orgulloso de enseñar una piel cuidada y joven verano tras verano.

8 consejos para cuidar la piel en verano
5 (100%) 1 vote
 

Este blog utiliza enlaces de afiliación de Amazon y de otras plataformas. Cada vez que compras algo a través de ellos, estás apoyando mi trabajo con un porcentaje.

Dejar respuesta