es mejor una residencia para mayores

En los últimos años en nuestro país, el concepto de residencia de ancianos ha cambiado drásticamente. Si bien lo recomendable es que una persona mayor esté en su casa todo el tiempo que sea posible, cuando necesita ayuda constante, el mejor bienestar lo encontrarán en uno de estos centros especializados.

Los hogares para mayores han pasado a ser un mero lugar en el que pasar el rato, a ofrecer un servicio de salud y atención personalizado para cada usuario. Si estás en el proceso de buscar una residencia de ancianos y aún no lo tienes claro, resolvemos todas tus dudas.

Descubre cómo es la vida en una residencia de ancianos, qué ventajas ofrecen, y qué se pueden encontrar en la actualidad. ¡Seguro que te llevarás una grata sorpresa!

🔎 ¿Qué es una residencia de ancianos?

Una residencia para personas mayores en un centro donde los ancianos conviven en un entorno seguro y adecuado para ellos, en el que reciben la atención y cuidados que necesitan.

Cuando las familias no puedes encargarse del cuidado de sus mayores porque la persona tenga una necesidades especiales, o por diferentes motivos sociales y económicos, la residencia para mayores es la mejor alternativa.

En lugar de ser atendidos en su domicilio o en la vivienda de algún familiar, los mayores reciben los cuidados que necesitan de parte de profesionales cualificados y protocolos específicos en este tipo de centros.

residencia para ancianos concertada

Una residencia puede ser hogar temporal o permanente para una persona mayor. Durante el tiempo que habiten en ella, tendrá régimen completo que incluye todo, tanto alojamiento como alimentación, actividades y seguimiento médico.

✨ Tipos de residencias para personas mayores

Son muchos los criterios establecidos para diferenciar los tipos de residencias de ancianos. Hay quien las divide por el tamaño del centro, el tipo de asistencia ofrecida, o el personal que trabaja en ellas.

No obstante, es de interés para las familias conocer un tipo de diferenciación para la residencia de ancianos a la hora de hacer la solicitud de ingreso de un nuevo usuario. En España existen principalmente 3 tipos de residencias para mayores por su titularidad:

Residencias públicas

Se trata de centros para el cuidado de ancianos que llevan los propios organismos públicos según la zona en la que se encuentren. Para tener acceso, los ancianos deben cumplir con ciertos requisitos según lo establecido en la Ley de Dependencia de España.

Residencias privadas

Gestionados por empresas privadas, los requisitos de acceso a cada centro pueden variar mucho. El precio de los servicios es mayor que en las residencias públicas, pero varía según las necesidades y requerimientos solicitados por el paciente.

Residencias concertadas

En algunos centros privados hay convenios concertados con el ayuntamiento de la localidad para ofrecer un determinado número de plazas públicas. Es necesario que los ancianos cumplan con los requisitos para acceder a ellos, pudiendo solicitar determinadas ayudas para personas mayores a la hora de cubrir el coste de la residencia.

👌 ¿Mejor en casa o en una residencia?

A la hora de decidir si una persona mayor está mejor cuidada en su propia casa o en una residencia, hay opiniones para todos los gustos. Mientras el anciano se valga por sí mismo, y su preferencia sea quedarse en casa, no habría ningún problema para mantenerse el tiempo necesario.

En el caso de personas con dependencia, como mayores con demencia, incapacitados físicos, mentales, o con determinadas enfermedades crónicas que precisan de un control constante, para las familias es mucho más cómodo y seguro que el anciano esté en una residencia.

cuidados para personas mayores

Otra alternativa sería buscar un cuidador que esté las 24 horas del día en la casa de la persona para su cuidado exclusivo. Sin embargo, este servicio puede llegar a tener un coste muy elevado, sobre todo cuando se requiere un profesional de la salud con titulación.

No hay que olvidar que en la residencia de ancianos trabajan expertos cualificados de todo tipo para cubrir cada una de las necesidades de los usuarios. Cuanta más atención necesita un mayor, si su familia no puede ofrecérsela en su casa, el geriátrico es el mejor lugar para la tranquilidad de ambas partes.

✅ Beneficios de una residencia para mayores que debes conocer

Cuando el estilo de vida de la familia no le permite darle a los mayores el cuidado que necesitan, una residencia de ancianos ofrece múltiples beneficios para todos. Hoy en día, los geriátricos están enfocados en el cuidado de la salud y bienestar de nuestros mayores, dándoles ayuda asistencial en todo momento.

Aunque hay muchas ventajas, entre los beneficios que una persona mayor puede obtener en una residencia de ancianos destacan los siguientes:

Atención médica 24 horas

En toda residencia hay personal médico como doctores y enfermeros que están a disposición de los usuarios cuando lo necesiten. Controlando su salud a diario, el mayor recibe los cuidados más adecuados previniendo problemas y complicaciones.

ventajas de una residencia de ancianos

Ante cualquier urgencia, el tiempo que tarda en intervenir el médico es mucho menor en una residencia que en el hogar. Por este motivo la tranquilidad para todos es mayor.

Cuidado personalizado

Cada persona tiene sus propias necesidades. Tanto en el aspecto físico como en el personal, en una residencia reciben el cuidado que necesitan en todo momento.

Desde la simple compañía de otras personas para hablar o pasar el rato, hasta ayuda para desplazarse o hacerte determinadas actividades. ¡Siempre hay una mano disponible para ellos!

Alimentación adaptada

Otros de los profesionales que trabajan en una residencia de ancianos son los nutricionistas. Encargados de adaptar la alimentación a las necesidades de cada persona, cuidan su salud desde dentro para mejorar su calidad de vida.

cómo es la vida en un geriátrico

Como ya hemos visto, en las residencias los usuarios disfrutan de régimen completo de comidas. Desde el desayuno, el almuerzo, la merienda, la cena, hasta la toma algunos snacks, encajan en un menú equilibrado para cubrir sus necesidades nutricionales al 100%.

Control de la medicación

En habitual que la mayoría de ancianos tome una medicación diaria. Muchas veces los familiares no tenemos los conocimientos adecuados para controlarla. Por ello es mejor dejarla en manos de los enfermeros y auxiliares que más saben.

Para el suministro, control, y revisión del tratamiento, en la residencia están pendientes de todos los detalles. Así nos evitamos errores y olvidos a la hora de darle la medicación a nuestros padres y abuelos.

Vida social

Aunque en casa están muy bien acompañados por sus familiares y visitas frecuentes de amigos, en una residencia los mayores tienen mayor ambiente social. Hay personas de su misma edad con las que hacer buenas migas y pasar ratos de lo más gratificantes.

residencia de ancianos beneficios

Evitando el riesgo de caer en depresión por soledad al que están expuestos los ancianos que viven solos, en la residencia hay muchos tipos de actividades programadas para que lo pasen genial. Desde fiestas, juegos, hasta opciones para disfrutar del tiempo a solas practicando o aprendido un nuevo hobby.

Entorno seguro

La gran mayoría de las viviendas no están adaptadas para que los mayores se puedan mover con seguridad en el hogar. Las escaleras, pasillos estrechos, baños no adaptados, y otros múltiples obstáculos, son un alto riesgo de golpes y caídas para aquellas personas que con la edad pierden capacidades.

En cambio, en la residencia se adaptan todos los espacios para que los mayores se puedan mover libremente por sí mismos o con ayuda. Los dormitorios, baños, comedores y espacios comunes están hechos para ellos, dándoles la autonomía que necesitan.

Envejecimiento activo

Hay muchas formas de envejecer. Pero dejar de ejercitar cuerpo y mente no debe ser una opción para nadie. En las residencias enfocan las actividades diarias para mantener y mejorar la capacidad física y mental de los mayores.

mejores residencias para mayores

Profesionales de la actividad física adaptan los ejercicios a las capacidades de cada anciano para que siga moviéndose y manteniendo fuerza y equilibrio. También practican ejercicios de memoria, de relajación, y trabajan la autonomía, para un envejecimiento más activo.

Tranquilidad para los familiares

Por supuesto también cabe destacar que cuando sabemos que nuestros mayores están bien cuidados en una residencia de ancianos, toda la familia goza de mayor tranquilidad. Si no tienes el tiempo ni la capacidad suficiente para cuidarles, déjales en manos de los mejores expertos.

Estos y otros muchos son los beneficios que aporta una residencia de ancianos para las personas mayores. Si aún tienes dudas, acude a la residencia más cercana y pide asesoramiento y una visita para ver por ti mismo todas estas ventajas. ¡Te convencerás del todo!

8 Beneficios de una residencia de ancianos
5 (100%) 1 vote

Dejar respuesta