como dejar de pensar en alguien psicologia

A pesar de que la mente la controlamos nosotros mismos, hay ocasiones en las que nos invaden pensamientos intrusivos que querríamos eliminar de nuestra cabeza y no nos dejan. Este es un síntoma frecuente de ansiedad, cada vez más común entre la población joven. ¿Sabes cómo controlarlos?

El gran problema de los pensamientos intrusivos es que aparecen cuando menos te lo esperas, y te cambian por completo los esquemas. Suelen ser negativos, por lo que te impiden seguir tu día a día con normalidad, y te acaban afectando al estado de ánimo o a la productividad.

Es habitual que todo el mundo sufra tenga algún pensamiento intrusivo alguna vez, pero no deben regir nuestra vida. Descubre a qué se deben los pensamientos recurrentes malos, algunos ejemplos comunes, y cómo tratarlos.

🤯 ¿Qué son los pensamientos intrusivos?

Los pensamientos intrusivos son uno de los tipos de pensamientos que no podemos controlar. Aparecen de forma involuntaria, trayéndonos a la memoria algunas imágenes, sensaciones, emociones o pensamientos negativos que no tienen ningún trasfondo en el momento en que nos encontramos.

La gran mayoría de estos pensamientos son desagradables, y pueden llegar a ser muy violentos para quién los sufre. Pueden tener relación con hechos del pasado, con miedos futuros, e incluso con preocupaciones del presente, que tienen que ver con uno mismo, con la familia, la pareja o un ser querido.

pensamientos intrusivos que son

A menudo, los pensamientos intrusivos se relacionan con las obsesiones, ya que en muchas personas son repetitivos y llegan a causar pertubación. Permanecen en la cabeza durante largos periodos de tiempo, y no desaparecen por mucho que se intente huir de ellos.

Aunque sabemos que nos nos hacen bien, acaban volviendo a la mente una y otra vez. Un pensamiento intrusivo no se va por sí mismo. Hay que aprender a gestionarlos para poder pasar página y que no interfieran en el modo de vida.

Ejemplos de pensamientos intrusivos

De la misma manera que a cada persona le puede afectar de una forma diferente el tipo de percepción y la reacción que tenga ante una misma situación, un pensamiento intrusivo puede presentar un mencanismo totalmente distinto en los individuos.

En la actualidad hemos llegado a un punto en el que la mayoría de pensamientos de nuestro día a día son intrusivos. Tendemos a adelantarnos a los acontecimientos sin darnos cuenta, y recordamos el pasado de una manera nada saludable.

como dejar de rumiar pensamientos

Sin embargo, hay ejemplos de pensamientos intrusivos que pueden llegar a ser peligrosos, e incluso frases que nos dice la mente que nos afectan por mucho que lo evitemos.

Veamos algunos ejemplos:

  • “Tengo que hacer…”, cuando hay muchas tareas pendientes que ocupan la mente y no nos dejan avanzar para ir tachándolas de la lista a medida que las completamos.
  • Recuerdos de una sensación triste, dolorosa o vergonzosa que vuelven a atosigarnos una y otra vez para hacernos sentir mal.
  • Preocupaciones frecuentes por la salud propia o de un ser querido.
  • Pensamientos suicidas o miedos relacionados con la muerte.
  • Obsesión con algo que no debes ni puedes hacer, pero que te hace pensar más en ello, como por ejemplo comer cierto alimento que tienes prohibido, fumar o beber si lo estás dejando por salud.

Hay otros muchos ejemplos de ideas intrusivas que pueden permanecer constamente en la cabeza, o volver cada cierto tiempo para crear preocupación.

Para acabar con ellas es necesario recurrir a un buen tratamiento personalizado, o a un profesional que te indique cómo eliminar los pensamientos intrusivos de tu vida.

✅ ¿Por qué aparecen estos pensamientos negativos?

Pero, ¿cuál es el motivo por el aparecen estos pensamientos malos involuntarios? Si todos podemos llegar a sentirlos, tiene que tener una raíz biológica evolutiva.

Efectivamente, al igual que otras sensaciones y emociones catalogadas como “negativas”, los pensamientos intrusivos son parte del mecanismo de defensa que tiene la mente para tenernos siempre alerta.

como evitar los pensamientos negativos

El problema viene cuando no es posible controlar pensamientos negativos, y estos al final acaban por poner en riesgo la estabilidad emocional, e incluso la vida de una persona. Los pensamientos raros no vienen porque sí. Están relacionados con la depresión, la ansiedad, el estrés, y son frecuentes en personas que padecen TOC.

¿Sabes cuál es la diferencia entre ansiedad y depresión? Aprende a detectarlos a través de la sintomatología con esta completa guía.

Otro gran problema es que los pensamientos negativos no vienen solos. Estos nos acaban alejando de nuestra zona de confort, y si no son gestionados ni trabajados correctamente, van acompañados de una sintomatología en el cuerpo que nos incomoda aún más.

Pensamientos intrusivos y ansiedad

Es por este motivo que los pensamientos raros recurrentes se han relacionado recientemente con los síntomas de ansiedad. En la población actual, la ansiedad se ha convertido en una de las enfermedades mentales más preocupantes.

También hay una buena noticia: los pensamientos intrusos y la ansiedad se tratan de manera personal y/o con la ayuda de un profesional. Cada vez son más las herramientas a nuestra disposición para aprender a lidiar con ellos.

Hay veces que la ansiedad y el estrés vienen por algún detonante más sencillo que puedes tratar tú mismo. Si quieres aprender a controlarlos, estos consejos te ayudarán mucho.

como dejar de pensar en alguien psicologia

Pero, ¿por qué pienso cosas malas sin querer? Tener pensamientos repetitivos desagradables viene de un problema más profundo, e incluso a veces de una enfermedad psicológica como puede ser el transtorno límite de la personalidad. Hay que analizar qué es lo que sentimos y por qué, con el fin de encontrar la mejor solución.

Si tienes ansiedad, seguramente estarás pasando por una etapa de pensamientos negativos incontrolables de todo tipo. Descubre cómo parar los pensamientos obsesivos según tus propias necesidades.

💪 Consejos para superar los pensamientos intrusivos

No hay ninguna fórmula mágica para acabar con los pensamientos intrusivos. De hecho, estos no se pueden eliminar por completo, pero sí podemos descubrir cómo gestionarlos y convivir con ellos.

Todos tenemos la capacidad de modular nuestros pensamientos, y que aparezcan de vez en cuando no quiere decir que nos lleven a realizar una determinada acción. Al final eres tú quién decide qué hacer o qué realizar en tu día a día, sin que estos malos pensamientos se conviertan en una realidad.

Para tratar estos pensamientos recurrentes que se convierten en una preocupación, hay una serie de actividades a poner en práctica:

Acepta tus pensamientos

El primer paso para tratar los pensamientos intrusivos es aceptarlos, no luchar contra ellos. Hay veces en las que es mejor dejarlos correr. Si están ahí es por algo, por lo que la mejor medida es aprender a convivir con ellos, y aprender a prestarles la atención justa.

pensamientos negativos depresión

La intrusividad de los pensamientos se debe a algún toque de atención que te está dando tu mente. Mientras no haya ningún problema físico o real que tengas que confrontar, los pensamientos son solo pensamientos, y no tienen por qué cumplirse. ¡Así que no les temas!

Anótalos en una lista

Para dejar de pensar en algo, hacer un análisis ayuda bastante. Si no sabes cómo evitar pensamientos obsesivos que vuelven una y otra vez, haz una lista, y déjalos para afrontarlos luego, cuando tengas tiempo y ganas.

Deja solo el tiempo necesario para estos pensamientos malos en el momento del día en que te notes con fuerzas. Por ejemplo, si sueles pensar mucho en alguien o en algún acontecimiento pasado, esto te puede quitar mucho tiempo. Pero repitiendo a diario estas anotaciones y otras cosas que se te ocurran y puedan venir relacionadas, con el tiempo aprenderás a relativizas las cosas y los pensamientos perderán fuerza.

Mira los pensamientos desde fuera

Otra herramienta que se puede utilizar para eliminar los pensamientos intrusivos es mirar el problema desde fuera, como si fueses el psicólogo que te analiza a ti mismo. Al separarte de tu mente y de esos pensamientos, es más fácil detectar de dónde proceden y por qué están ahí.

imagenes de depresion y ansiedad

Cuando se ven los pensamientos y más cosas desde otro punto de vista, el análisis que se hace de ellos es más completo. Sabrás si son necesarios, o si simplemente están ahí para hacerte daño. Con un poco de constancia y de manera gradual, al final los pensamientos obsesivos desaparecen.

Haz ejercicio físico y otras actividades

¿Cómo quitar pensamientos negativos de manera automática? Muy fácil: ponte a pensar en otra cosa. La mejor solución es practicar ejercicio físico o una actividad lúdica que mantenga tu mente ocupada, y así no estar rumiando el mismo problema una y otra vez.

¿Qué es lo que te gusta hacer y te hace feliz? Jugar al tenis, practicar natación, hacer alfarería, leer historias para niños en una biblioteca infantil, o incluso preparar tus recetas favoritas para disfrutar de los mejores platos compartiendo tiempo con los tuyos.

El mejor camino para evitar pensamientos negativos es ocupar la mente con otras cuestiones, sin dejar margen a que aparezcan de nuevo.

Meditación para controlar pensamientos intrusivos

Por mucho que intente mantener la mente ocupada, mis pensamientos negativos volverán tarde o temprano. Es habitual, nos pasa a todos. Sin embargo, cuando mi mente no para de pensar cosas malas, y la distraigo con otras actividades, es más fácil acotar el tiempo que le dedico a esos pensamientos intrusivos.

como quitar pensamientos obsesivos

Con la meditación diaria damos pie a nuestra mente para que analice los pensamientos intrusivos violentos o tristes que nos atemorizan. Si llevas mucho tiempo dándole vueltas y no puedes seguir tu vida, para un segundo, piensa y medita, y después olvídate del tema hasta el día siguiente, cuando te toque tu siguiente meditación.

Háblalo con un profesional

Hablar contigo mismo de lo que te preocupa, puede ser muy saludable. También pedir opinión o ayuda a alguien cercano cuando no sabes qué hacer. Pero lo más importante es que en los casos extremos, si tus pensamientos intrusivos no te dejan vivir en paz, es que vayas a un profesional.

Los médicos psiquiatras y los psicólogos están ahí para ayudarte a salir de ese bucle. Nadie mejor que ellos te pueden dar la solución para la depresión, la ansiedad, un trastorno compulsivo obsesivo, o simplemente enseñarte a manejar tus pensamientos.

como dejar de pensar en algo que te da ansiedad

Es necesario diferenciar también los pensamientos intrusivos de las ideas suicidas, ya que no siempre estos términos están ligados. Porque evitar pensamientos obsesivos no se dirige solo a la prevención del suicidio, la gran mayoría de profesionales se centran en enseñar a sus paciente las herramientas para construir pensamientos positivos para la ansiedad.

🙏 Consejos para cuidarte y cuidar a los tuyos

Las enfermedades mentales no son fáciles de tratar, porque no siempre se manifiestan de una forma concreta. En la actualidad, ya sea para tratar la depresión como para acabar con esos pensamientos repetitivos que tanto nos preocupan, hay muchas tácticas a tu disposición.

¿Quieres seguir indagando en temas de psicología para potenciar tu autocuidado y los de tu familia? No te pierdas estas recomendaciones:

Y recuerda, si no puedes tratar por tu cuenta estos problemas, hay profesionales que te ayudarán a lidiar con ellos. No dudes en pedir ayuda a los tuyos, o acudir a un profesional en psiquiatría o psicología para cuidarte de esos pensamientos intrusivos que tanto te hacen sufrir.

Cómo superar los pensamientos intrusivos
5 (100%) 2 votes

Dejar respuesta