caminar beneficios piernas

Para mantener un buen estado de salud, es necesario seguir una dieta equilibrada, beber suficiente agua, descansar bien cada noche, y por supuesto, practicar ejercicio diario, y según los especialistas, no hay mejor ejercicio que caminar 30 minutos diarios como mínimo.

Caminar es el ejercicio más sencillo que se puede adaptar a las necesidades de cualquier persona. Tanto si dispones de una buena condición física, como si tienes algún problema que te impida practicar cualquier otro ejercicio, puedes al menos caminar 30 minutos diarios, adaptando el nivel a tus posibilidades.

Este ejercicio es muy sencillo de seguir todos los días, y no tendrás excusa para no ponerlo en práctica cuando conozcas 8 de los mejores beneficios que ofrece el simple gesto de caminar. Ya sea caminar al aire libre o caminar 30 minutos en cinta, tú también querrás hacerlo para mantener tu salud. ¡Ya verás lo bien que te sientes!

Beneficios de caminar 30 minutos diarios

Despeja la mente

No hay nada como comenzar el día o acabar tu jornada de trabajo caminando unos 30 minutos diarios para despejar la mente. Está comprobado que una caminata a primera hora de la mañana te despierta mucho más rápidamente que el café matutino, siendo mucho más saludable para tu cuerpo.

Al ponernos en movimiento, estamos favoreciendo que la circulación sanguínea vaya más rápidamente, y se oxigenen todos los tejidos de nuestro organismo. Llega mucho más oxígeno al cerebro, y nos despejamos mejor para afrontar el día con energía.

ejercicio físico recomendado

Si decides caminar 30 minutos diarios al final del día porque te viene mejor ese horario, las ventajas son igual o mejores. Estás favoreciendo que tu riego sanguíneo active todos los tejidos, eliminando la tensión que se haya podido acumular en tu cuerpo a lo largo de todo el día. Consigues que tus músculos entumecidos se liberen, acabas con el dolor de cabeza, y entra aire fresco en tus pulmones que te devuelve la vida al aumentar el ritmo de tu respiración.

Mejora tu estado de ánimo

Se dice que cuando caminas rápido, dejas todos tus problemas detrás. Tienes dos opciones mientras estás caminando: o pensar en tus preocupaciones para encontrarles la mejor solución, o dejar la mente en blanco y pensar en otra cosa para olvidarte de todos tus problemas diarios.

Cuando estamos practicando ejercicio, liberamos energía y descienden los niveles de estrés, así como la rabia y la hostilidad. Es un momento perfecto para liberar la mente y dejar que el buen humor nos invada, notando como nuestro mejorar en cuestión de minutos cuando nos estamos moviendo.

cuál es el mejor ejercicio

Tómate como un ritual muy personal tu ejercicio de caminar 30 minutos diarios, y dedícate esos minutos solo a ti y a tu bienestar físico y emocional. Ya verás como cuando termines, todo lo que te preocupaba se ha quedado detrás, o al menos durante unos minutos, te habrás olvidado de todo ello y tendrás más fuerzas para enfrentarlo después.

¿Caminar 30 minutos diarios adelgaza?

Dicen los expertos que caminar 40 minutos diarios adelgaza, pero, ¿cuánto hay que andar cada día? Está comprobado que con un mínimo de andar 30 minutos es más que suficiente si se hace cada día y de forma correcta. Está claro que cuanto más tiempo andes más calorías estás quemando, pero si no lo haces bien, el gasto calórico será muy pobre.

Si tu intención es perder peso y adelgazar, y te estás planteando comenzar a correr o caminar, lo mejor para la salud es no forzar tu cuerpo si no está acostumbrado a un determinado ejercicio.

beneficio caminar cardiovascular

Comienza caminando a un nivel en el que notes que tu respiración se acelera, pero que puedas seguir ese ritmo durante los 30 minutos que dura la sesión. Si poco a poco ves que puedes caminar más rápidamente, ve acelerando con los días. Incluso puedes llegar a correr cuando te notes preparado, siempre sin forzar tu cuerpo, para evitar lesiones o llegar a cansarte tanto que al final abandones este buen hábito.

Tonifica piernas y abdómen

Otro de los beneficios de andar todos los días, y que se acaba notando con el tiempo, es que los músculos se van tonificando. Caminar es un ejercicio muy completo, en el que participan prácticamente todos los músculos del cuerpo, pero sobre todo son los músculos del tren inferior en los que veremos el cambio mayor.

Con el tiempo verás que tus piernas se vuelven más fuertes, que tus glúteos están más duros y más levantados, y que tu abdomen empieza a volverse más plano y tonificado. Al caminar estamos consumiendo grasa de estas zonas, favoreciendo que los músculos se vean más marcados y se endurezcan a medida que los ejercitamos.

perder peso caminando

Quizás necesites algunas semanas para ver resultados notables, pero si te mides el perímetro de piernas, glúteos y cintura cada cierto tiempo, verás como los centímetros de circunferencia van bajando.

Reduce el riesgo de enfermedades crónicas

Caminar 30 minutos diarios es una opción estupenda para evitar tener enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, o problemas cardiovasculares. Está comprobado que con hacer un mínimo de ejercicio diario, podríamos evitar la aparición de estas enfermedades, en incluso mejorar la salud de aquellas personas que ya las padecen.

Este ejercicio también es bueno para evitar la demencia senil en las personas mayores de 65 años. Cuando se practica una vez al día, estamos favoreciendo el funcionamiento del cerebro, ayudando a mantener la memoria de una forma más natural durante más tiempo.

Mejora la circulación

Si tienes problemas de celulitis, de retención de líquidos en las piernas, o incluso de varices, no hay nada mejor que caminar unos minutos al día para mejorarlo. Y es que este ejercicio, combinando un ritmo adecuado según la capacidad de cada persona, puede ser muy seguro y muy beneficioso.

Al mantener las piernas en movimiento, estamos favoreciendo la circulación en esta zona, evitando así que se acumule líquido de forma indeseada. Es el ejercicio que más se recomienda por ejemplo para las mujeres embarazadas que están sufriendo problemas con la formación de edemas o varices en las piernas, y tiene muy buenas opiniones por parte de quienes lo han probado.

bajar el colesterol caminando

¿Has probado a caminar descalzo? La sensación es aún mejor. Aprovecha cuando vayas junto al mar para dar unos largos paseos por la orilla de la playa totalmente descalzo. Mejorarás muchísimo la circulación al presionar en los puntos clave de la planta del pie de una forma tan suave como lo hace la arena del mar.

Favorece el tránsito intestinal

Muchos de los problemas de tránsito intestinal que tienen algunas personas se debe principalmente al tipo de vida más sedentaria que llevamos en la actualidad. Si tienes problemas de estreñimiento, de acumulación de gases, o dificultades para ir al baño de forma esporádica, muévete y tus intestinos se moverán mucho mejor.

Al movernos, estamos favoreciendo considerablemente la motilidad intestinal. La posición que adoptamos también cuando estamos caminando, es perfecta para favorecer que el sistema digestivo trabaje mucho mejor después de comer, durante y después de la digestión, así que aprovéchalo.

mejorar el tránsito intestinal

El sistema respiratorio también se ve muy favorecido, y es una cuestión interesante para aquellas personas que padecen asma o alguna dificultad respiratoria que le impide practicar ejercicios de mayor intensidad, pero que la caminata sí que se puede adaptar a su estado de salud.

Crea una rutina saludable

Si caminar 30 minutos diarios es muy beneficios, imagínate los beneficios de caminar 2 horas diarias. Cuando te apetezca alargar tu caminata, no te cortes, y dedicas todos los minutos a hacer este estupendo ejercicio. Poco a poco te irás creando una rutina de ejercicio muy saludable, que te empujará a ir aumentando la intensidad y el tiempo que le dedicas a ello.

Cuando notes que tu cuerpo te pide practicar más ejercicio, no se lo niegues. Comenzar caminando 30 minutos diarios te abre las puertas a seguir cuidándote, continuando con una dieta más sana, menos estrés, mejor descanso por la noche, y por lo general, abandonar el estrés de tu rutina diaria para centrarte más en tu bienestar.

caminar 30 minutos diarios

Este ejercicio se puede disfrutar a solas, pero también con tu pareja, con un amigo, o incluso para pasar un rato en familia, fomentando los vínculos con esas personas con las que más disfrutas de unos minutos en compañía.

¿Cómo caminar 30 minutos diarios?

Si quieres que estos minutos diarios de caminata te cundan, no consiste solo en dar un paseo relajado, hay que mantener cierta intensidad para que el ejercicio cuente y al final estés activando tu metabolismo para perder grasa.

Caminar de forma intensa

Los expertos dicen que es más que suficiente hacer dos o tres sesiones de 30 minutos a la semana para ver resultados en cuestión de 3 meses. Pero a la hora de caminar, hay que hacerlo de forma intensa, caminando rápido. La clave está en caminar rápido sin llegar a correr, pero de forma que tu respiración se acelere hasta el punto de que te cuesta un poco hablar mientras estás andando.

Si la respiración se acelera, quiere decir que nuestro cuerpo está consumiendo más oxígeno, porque está quemando la grasa acumulada en nuestros depósitos. Mantén un ritmo que puedas seguir constante durante esos minutos, pero siempre que te cueste un poquito, para que te cunda cada sesión.

caminar beneficios gluteos

El promedio recomendado está entre 7 y 9,5 km/h. Para que te hagas idea, sería como recorrer unos 3 ó 4 kilómetros en una sesión de 30 minutos.

Ropa y calzado adecuado

Aunque caminar no es un ejercicio tan intenso como correr, también hay riesgo de sufrir lesiones en las articulaciones, por lo que es necesario usar un calzado adecuado para este tipo de ejercicio.

De la misma forma, es recomendable usar ropa deportiva que nos permita movernos cómodamente mientras estamos ejercitándonos, teniendo en cuenta que incluso podemos sudar y estaremos mejor con ropa transpirable que no retenga la humedad.

Aumenta el ritmo

Cuando lleves un tiempo caminando a cierto ritmo, verás como poco a poco tu cuerpo se va adaptando y ya no te cuesta tanto hacer esos 30 minutos a la velocidad que lo estabas haciendo.

cómo comenzar a correr

No te conformes con eso, sigue aumentando la intensidad de tu ejercicio cuando tu cuerpo te lo pida.

Si ves que 30 minutos ya no te cansan, aumentan el tiempo poco a poco, o ve a un ritmo más elevado. Si te vez capaz, en lugar de caminar 30 minutos diarios, comienza a trotar más rápido, corre durante algunos tramos, y ve poco a poco acostumbrando a tu cuerpo a ir un poco más allá.

Tú mismo notarás que necesitas aumentar el ritmo para notar que estás haciendo un esfuerzo, y te sentirás mejor cuando de forma constante notes estos cambios favorables por los que pasa tu cuerpo cuando haces ejercicio.

Por último, si te gustó el artículo sobre los beneficios de caminar 30 minutos diarios, no te pierdas tampoco estos otros artículos del blog:

8 beneficios increíbles de caminar 30 minutos diarios
5 (100%) 1 vote
 

Este blog utiliza enlaces de afiliación de Amazon y de otras plataformas. Cada vez que compras algo a través de ellos, estás apoyando mi trabajo con un porcentaje.

Dejar respuesta